miércoles, 24 de febrero de 2010

He decidido ser acogedor/a.¿Qué documentación debo presentar?

La solicitud de acogimiento familiar debe entregarse en Cruz Roja Española (Programa de Acogimiento Familiar), en Parque Nicolás Salmerón nº 28, o en el registro de la Delegación de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, ubicada en C/ Las Tiendas, nº 12.

El horario de entrega de solicitudes en Cruz Roja Española es de 9:00 a 14:00 horas, de lunes a viernes, y de 17:00 a 20:00 horas, de lunes a jueves.

El registro de la Delegación permanece abierto de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 horas.

La documentación que debe aportarse junto con la solicitud es la siguiente:

- Fotografías recientes tamaño carné de cada solicitante
- Fotocopias compulsadas del D.N.I de cada solicitante
- Certificado médico oficial, o P-10 para cada solicitante en el que conste que no padece enfermedades infecto-contagiosas o de origen físico o psíquico que puedan afectar a un/a menor.
- Historial médico oficial completo de cada solicitante.
- Fotocopia compulsada del libro de familia o certificado de convivencia en el caso de parejas de hecho
- Última declaración de Renta o certificado de ingresos anuales -o declaración jurada de los mismos en su defecto- de cada solicitante
- Certificado de actividad laboral de cada solicitante (Última nómina, por ejemplo)
- Autorización para la solicitud de petición de antecentes penales por parte del Servicio de Protección de menores (el modelo podrá recogerse en las instalaciones de Cruz Roja Española), debidamente firmada por todos/as los/as solicitantes.

CAMPAÑA MÍRAME

video

He decidido ser acogedor/a. ¿Qué documentación debo presentar?

La solicitud de acogimiento familiar debe entregarse en Cruz Roja Española (Programa de Acogimiento Familiar), en Parque Nicolás Salmerón nº 28, o en el registro de la Delegación de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, ubicada en C/ Las Tiendas, nº 12.

El horario de entrega de solicitudes en Cruz Roja Española es de 9:00 a 14:00 horas, de lunes a viernes, y de 17:00 a 20:00 horas, de lunes a jueves.

El registro de la Delegación permanece abierto de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 horas.

La documentación que debe aportarse junto con la solicitud es la siguiente:

- Fotografías recientes tamaño carné de cada solicitante
- Fotocopias compulsadas del D.N.I de cada solicitante
- Certificado médico oficial, o P-10 para cada solicitante en el que conste que no padece enfermedades infecto-contagiosas o que puedan afectar a un/a menor
- Fotocopias compulsadas de la partida de nacimiento de cada solicitante
- Fotocopia compulsada del libro de familia o certificado convivencia en el caso de parejas de hecho
- Última declaración de Renta o certificado de ingresos anuales -o declaración jurada de los mismos en su defecto- de cada solicitante
- Certificado de actividad laboral de cada solicitante (Última nómina, por ejemplo, o recibo de la cuota mensual de alta como autónomo/a)
- Autorización para la solicitud de petición de antecedentes penales por parte del Servicio de Protección de menores, debidamente firmada por todos/as los/as solicitantes. Dicho modelo podrá recogerse en las instalaciones de Cruz Roja Española, o solicitarse directamente al equipo de Acogimiento Familiar.

viernes, 19 de febrero de 2010

Dar cariño significa recibir felicidad

Más de 300 niños buscan familia acogedora en Almería

Más de 300 niños buscan familias que les acojan y ofrezcan un futuro mejor


Cruz Roja gestiona en Almería el Programa de Acogimiento Familiar de la Junta de Andalucía, que pretende cambiar la vida de unos niños sin familia como alternativa a su internamiento residencial


31.10.2009

zoom

María García, jefa de Servicio de Igualdad; Luis López, delegado de Igualdad y Bienestar Social; y Mª Carmen González, de Cruz Roja.


El delegado provincial de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Luis López, ha presentado la campaña con la que se pretende dar a conocer en toda la provincia el Programa de Acogimiento Familiar para aquellos niños que se encuentran acogidos por la Junta en guarda o tutela, que en estos momentos alcanzan la cifra de 476. De ellos, 154 ya forman parte de este programa, de los que 126 están acogidos con parientes y 28 con familias ajenas.

Luis López no duda en afirmar que pese a los magníficos profesionales y la gran motivación de quienes trabajan en los centros de acogida oficiales y en los residenciales, "la mejor alternativa para los niños es una familia". De esta importante tarea se encarga desde hace tres años Cruz Roja, representada por Mari Carmen González, que estuvo acompañada en el acto de presentación por María García Cara y Manuel Martínez Domene, de la delegación de Igualdad.

Este Programa "pretende dar respuesta a las necesidades de determinados niños que no pueden ser atendidos adecuadamente por sus padres o tutores, por medio de la convivencia e integración en otro núcleo familiar donde puedan recibir una atención integral. El acogimiento familiar es así una alternativa de convivencia frente a un internamiento residencial, ya que supone la plena integración del niño en la vida de la familia que lo acoge, que se compromete a tenerlo consigo, cuidarle y educarle como un miembro más. Compromiso social y sentido de voluntariedad de las familias acogedoras se convierten así en elementos indispensables del acogimiento".

Existen diferentes modalidades de acogimiento en función del núcleo familiar y de la duración. En el primer caso se puede dar en familia extensa, en la que existe una relación de parentesco por consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado entre el menor y los solicitantes del acogimiento; o en familia ajena, en el que no existen lazos de parentesco y procede cuando no es posible el acogimiento en la familia extensa, bien por inexistencia de parientes interesados en su constitución o por la falta de idoneidad de estos.

En cuanto a la duración del acogimiento, existen el acogimiento simple, de urgencia, y permanente. Es simple cuando está previsto que el menor vuelva con su familia en un tiempo establecido o pase a otra medida de protección, teniendo una duración máxima de uno a dos años. En el acogimiento permanente no hay una previsión de retorno, prolongándose en determinados casos hasta la mayoría de edad, mientras que el de urgencia es una modalidad que requiere una separación inmediata del menor del núcleo familiar así como evitar su ingreso en un centro residencial, siendo exclusivamente para menores entre cero y seis años, y con una duración máxima de seis meses.

Es importante destacar que el acogimiento es una medida complementaria y no una sustitución de la familia biológica, como ocurre en la adopción, ya que en esta figura no se puede dar la adopción. Por este motivo, explicó María García, se busca a familias con un alto sentido de compromiso social, que no tengan en su plan de vida expectativas de adopción, y que puedan colaborar con la familia de origen.

Los requisitos legales que se deben cumplir pasan por ser mayor de edad, residir en Andalucía, superar una declaración de idoneidad y tener unas ciertas capacidades. Si se trata de un matrimonio o pareja, uno de los miembros no debe trabajar, "pero también es importante destacar que existen ayudas económicas por parte de la Junta, concretamente hay 88 casos en la actualidad que están remunerados".

Por su parte, Mari Carmen González manifestó que cada acogimiento es diferente, "ya que en unos casos se establecen contactos y colaboración con las familias biológicas y en otros no; por ello, hay que enfocarlo y apoyarlo de forma diferente".

Cruz Roja Almería y el programa de acogimiento familiar

Cruz Roja Española en Almería desarrolla, a través de un convenio con la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, el  Programa de Acogimiento Familiar de Menores en Almería y provincia.


Con este Programa se pretende dar respuesta a las necesidades específicas de determinados niños y niñas que no puedan ser atendidos adecuadamente en sus hogares, mediante su integración temporal en otro núcleo familiar en el que pueda recibir una atención integral que facilite el desarrollo pleno de su personalidad; proponiéndose  el acogimiento familiar como alternativa al internamiento de la infancia en dificultad.


El acogimiento familiar se concibe como una medida complementaria y no como una sustitución de la familia biológica (como se concibe en la adopción), dado que con el acogimiento se pretende no sólo dar respuestas a las necesidades del menor sino también ayudar a la familia biológica a la superación de la problemática que desencadenó la medida de protección por parte de la Entidad Pública.


El acogimiento familiar presenta diferentes modalidades:


Programa de Acogimiento Familiar


Acogimiento simple. (Duración: De 6 meses a 2 años): en el que está previsto que el menor vuelva con su familia en un tiempo establecido o que pase a otra medida más estable de protección ( por ejemplo: adopción ) La duración de este tipo de acogimiento varía de entre 6 meses y 2 años.
 
Acogimiento permanente ( Duración mínima de 2 años. Se puede extender hasta la mayoría de edad): Es aquel en el que, por circunstancias personales del menor o de su familia biológica,  resulta aconsejable dotar a la medida de protección de una mayor estabilidad. Por ello el tiempo de convivencia con la familia acogedora es más extenso que en el acogimiento simple, por lo que la duración será de un mínimo  de 2 años. En determinados casos el acogimiento se prolonga hasta que el/la menor alcanza su mayoría de edad o su emancipación.


Existe además la figura de familias colaboradoras, que apoyan a los centros residenciales en la atención a los menores que están viviendo en los mismos, ofreciéndoles compartir su vida familiar durante los fines de semana y/o vacaciones.


El programa de Acogimiento Familiar de Cruz Roja Almería se llevado a cabo a través de  un equipo interdisciplinar compuesto por dos psicólogas, una trabajadora social y un asesora  jurídica.


Pueden ser familias “acogedoras-voluntarias”, todas las personas y familias solidarias que realmente estén dispuestas a ofrecer cariño, estabilidad  y educación a niñ@s en dificultad. Pueden ser matrimonios o parejas de hecho con o sin hijos, familias monoparentales e incluso personas solteras.
Las familias que deseen ser acogedoras deberán realizar un curso de formación previo y un proceso de valoración de idoneidad.

Cruz Roja hace un llamamiento a las familias almerienses

Acogimiento familiar, una forma fácil y necesaria de dar cariño


Cruz Roja Española hace un llamamiento a las familias almerienses para que se sumen a este programa en el que todavía hay muchos menores en busca de un hogar


29.06.2009


zoom


Participar en un acogimiento familiar significa recibir en el propio hogar a menores que por distintos motivos han tenido que ser separados de su familia, evitando con ello su estancia en centros residenciales.

En la provincia de Almería existen un importante número de menores necesitados de recibir atención, apoyo, y un cuidado más personalizado, con el que puedan sentirse como un miembro más de la familia, favoreciendo su desarrollo pleno, permitiendo, también, la continuidad de los lazos con su familia biológica, durante el tiempo que estén separados.

El acogimiento no es una adopción, sino, en una explicación sencilla, "la posibilidad de transmitir cariño y amor a unos niños que, en las situaciones normales de su familia, podría ver perjudicado su crecimiento y desarrollo.

Existen muchos tabúes sobre el acogimiento. Uno de los principales problemas que encuentran es que muchas familias piensan que estos menores son conflictivos y que pueden tener problemas con las familias biológicas.

Sin embargo, nada más lejano de la realidad. Cruz Roja Española, institución que coordina el programa en Almería, en colaboración con la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, garantiza el anonimato de las familias acogedoras y realiza un exhaustivo proceso de análisis previo de las familias y los niños, antes del acogimiento, y de control y colaboración, durante todo el tiempo que dura éste, para facilitar en la medida de lo posible la integración y el bienestar para todos los participantes.

Existen varias modalidades de acogimiento, dependiendo de los intereses de las familias y de las necesidades de los menores, que abarcan, desde como máximo seis meses de acogimiento, para niños menores de 6 años, hasta otros en los que existe la posibilidad de que éstos permanezcan con las familias de acogida hasta la mayoría de edad.

Desde Cruz Roja Española mantienen un constante llamamiento a la sociedad almeriense para que participen en este proyecto. Por desgracia, todavía son demasiado pocas las familias que se involucran en el programa.

Desde la Institución Humanitaria animan a todos los almerienses a que se decidan por participar en el acogimiento, ya que es "una excelente manera de poder transmitir cariño y ofrecer un hogar a unos menores en situación de desamparo que, además, no acarrea todas las responsabilidades de una adopción, con la que, sin embargo, guarda todo tipo de similitudes".

Cruz Roja Española desarrolla el programa de acogimiento familiar de menores en Almería y provincia

Cruz Roja celebra un encuentro con familias acogedoras de Almería

En la provincia existen 30 familias que colaboran en este programa que tiene unos 300 menores



25-11-2007 17:09

Psicólogas y trabajadoras sociales de Cruz Roja con padres
ALMERÍA.- La Asamblea Provincial de Cruz Roja Española ha celebrado un nuevo encuentro con familias acogedoras de la provincia de Almería. El acto se ha desarrollado el viernes 23 de noviembre, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Infancia, desarrollado el pasado 20 de noviembre, y en el que Cruz Roja Juventud también desarrollo actividades con niñas y niños almerienses en la Biblioteca Billaespesa de la capital.


Este es el cuarto encuentro de estas características que desarrolla la asamblea provincial de Cruz Roja en Almería. Este espacio de encuentro está concebido como una oportunidad para la convivencia y el intercambio de experiencias entre menores y familias acogedoras, posibilitando la realización de actividades educativas y de ocio dirigidas a los más pequeños, así como de actividades de formación y dinamización grupal con los adultos, coordinadas por técnicos y personal voluntario de Cruz Roja Española.

Las actividades se completan con la celebración de un aperitivo de convivencia en el que grandes y pequeños realizan la puesta en común de las vivencias y actividades realizadas durante el encuentro.


En la actualidad, en Almería hay unas 30 familias que participan en este programa, acogiendo a niños con edades comprendidas entre 0 y 17 años.


Cruz Roja Española-Almería lleva un año y medio desarrollando el Programa de Acogimiento Familiar en Andalucía en coordinación con la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.
El objetivo de esta campaña es dar un fuerte impulso a esta iniciativa y mostrar las necesidades de la infancia más vulnerable entre la población andaluza e incrementar el número de personas y familias que puedan ofrecer, en calidad de familias acogedoras, su hogar y su afecto a cientos de menores que así lo precisan.


El Proyecto de Acogimiento Familiar se enmarca dentro del espacio de intervención con los menores que están bajo la acción protectora de la Administración o se encuentran en riesgo social. A través de convenios de colaboración Cruz Roja se constituye en entidad colaboradora de la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social. Cruz Roja Española en Almería ha firmado un convenio de colaboración con dicha Consejería para la puesta en marcha de este Programa de Acogimiento Familiar de Menores en Almería y provincia.

Presentación del programa (2006)


“Les enseñaras muchas cosas, a disfrutar, a ser mejor, a jugar ¿o ellos te enseñarán a ti?·


Acto de presentación de la campaña de acogida a menores
Almerìa 24/9/2006

Estos eslóganes, junto al spot denominado “Compartir”, pueden verse en la campaña publicitaria que la entidad Cruz Roja Española, en colaboración con la consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, han diseñado en Almería con la finalidad de difundir el programa de Acogimiento Familiar y captar familias acogedoras en la provincia almeriense.
En concreto, en Almería se han atendido a unos 300 menores que se encontraban en situación de riesgo o desamparo de los que 80 fueron acogidos por su familia extensa (abuelos, tíos u otros familiares) y 15 en familias ajenas; el resto en Centros de Protección.

Sin ánimo de llegar a la adopción, se busca un sistema de protección al menor pudiendo ser familias acogedoras o colaboradoras “todas las que estén dispuestas a ofrecer cariño, estabilidad y educación a niños y niñas en dificultad de 0 a 17 años provenientes de centros de protección y de situaciones de riesgo con sus familias”, y cualquier modalidad de pareja (matrimonios o parejas de hecho con o sin hijos, familias monoparentales o personas solteras) contando siempre con el apoyo del equipo técnico especializado.

“Con este programa se pretende dar respuesta a las necesidades específicas de determinados niños y niñas que no pueden ser atendidos adecuadamente en sus hogares, mediante su integración temporal o definitiva en un ambiente familiar en el que puedan recibir una atención integral que facilite su desarrollo”, indicó el presidente de la Cruz Roja en Almería, Carlos Jover.

Al no existir en España una cultura de acogimiento familiar, son necesarias este tipo de campañas de sensibilización para crear una “Bolsa de Familias”. Bolsa que, en Almería, sólo tiene a dos familias apuntadas.

El delegado para la Igualdad de la Junta de Andalucía, Luis López, señaló que el Programa de Acogimiento Familiar de Menores en Almería arroja el dato “a excepción de los acogimientos preadoptivos” de 76 acogimientos familiares formalizados de los que 74 son permanentes “66 con la familia extensa y ocho con familias ajenas al menor y los dos acogimientos restantes son simples con familia ajena”.

López habló también de los acogimientos retribuidos ya que se han venido remunerando, durante todo el año, a 43 familias que acogen a 60 menores por un coste mensual de 14.167 euros, unos 170.000 euros al año y “está previsto retribuir, a final de año, a 5 familias más con quienes conviven 8 menores”.

Tras esta presentación, se celebró un acto durante el que se homenajeó, “como ejemplo modélico y excepcional”, al jugador del Club Polideportivo Ejido, Sunday Stephen (Sony), que el pasado día 17 cumplió la mayoría de edad y que ha formado parte del Programa de Acogimiento de Menores hasta ese día, habiendo estado tutelado por la Junta de Andalucía y viviendo con el vicepresidente de la entidad futbolística ejidense, Juan José Melero.

viernes, 5 de febrero de 2010

El acogimiento Familiar de Urgencia

El Acogimiento de Urgencia se configura como un recurso de Acogida Familiar Inmediata, para dar respuesta a situaciones que requieran una separación inmediata de un niño o niña de su núcleo familiar.

Se promueve como un recurso alternativo que evita el internamiento en un centro de primera acogida para niños y niñas que no hayan cumplido los 7 años de edad.

Su finalidad es atender a las necesidades básicas del/la menor en un ambiente familiar adecuado durante el tiempo necesario para recabar información que ayude a decidir cual será la medida de protección más adecuada para él/ella (adopción, acogimiento familiar simple, etc.), o en su caso, el retorno con sus padres o tutores.

Los acogimientos de urgencia se caracterizan por la forma imprevista o urgente en que los niños o niñas deben ser separados de su entorno natural, y por lo difícil que es determinar su finalización al principio, tanto en relación a su duración como sobre su posible destino (regreso con su familia biológica, adopción, etc.).
Debido a ello, cada historia y cada caso será diverso a todos los demás.

Características generales del programa:

FINALIDAD: evitar la institucionalización temprana de los menores afectados.
EDAD: dirigido a menores con edades comprendidas entre los 0 y 6 años.
La IMPREVISIBILIDAD de la separación y FALTA DE PREPARACIÓN del niño/a.
INFORMACIÓN de la historia del niño/a y de la familia de origen. Los profesionales que llevan al menor disponen de muy POCA INFORMACIÓN.
El SOPORTE y la FORMACIÓN a las familias acogedoras. Las F.A .son la pieza clave para dar respuestas en el programa; es necesario contar con un número de familias elevado, preparadas y disponibles.
DURACIÓN: seis meses, prorrogables hasta tres meses más en circunstancias especiales.


Requisitos de los/as solicitantes en acogimiento familiar de urgencia:


Aceptación de la temporalidad del acogimiento.
Disponibilidad de tiempo elevada en al menos uno de los miembros de la pareja para atender al niño/a (o en el/la solicitante si se trata de una sola persona).
Aceptación de necesidades especiales de los/as menores.